Probablemente te hayas preguntado por qué la leche, visualmente, posee un color blanco. Como siempre, la ciencia de los alimentos es capaz de responder cualquier duda.

Si hablamos de leche, a secas, por legislación nos referimos a la leche de vaca. Sabemos que, además de las proporciones altas de agua que posee la leche (en una proporción aproximada del 85%), el resto está compuesta de lactosa, vitaminas, minerales, grasas y proteínas (entre 3 y 3,5%). Las proteínas de la leche se subdividen en caseínas (80%) y proteínas del suero (20%).

Pues bien, son las caseínas las que, agrupándose junto con fosfatos de calcio, forman unas estructuras denominadas micelas, que son las responsables de producir una dispersión de luz y hacer que el color de la leche sea blanco.

Esta información también la explicamos en Instagram, la cuenta del autor de este artículo:

Más artículos de curiosidades alimentarias: alimentologia.com/categorias/curiosidades

Más artículos de ciencia de los alimentos: alimentologia.com/categorias/ciencia-y-tecnologia-alimentaria

Consultorías personalizadas: alimentologia.com/consultorias

0
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad