Me llamo José María Puya, divulgador alimentario. De profesión, dietista-nutricionista, tecnólogo alimentario y TSD
Puedes seguir mi trabajo de divulgación en LinkedInInstagram y YouTube.

Aunque no soy un especialista en la materia, quiero compartir mi opinión sobre cómo veo a principios de 2023 el uso de las inteligencias artificiales en un futuro cercano en el mundo de la nutrición, la dietética y la tecnología de los alimentos; y de cómo va a impactar en nosotros como profesionales (dietistas-nutricionistas, técnicos superiores en dietética y tecnólogos de alimentos).

En este artículo quiero compartir la percepción que tengo después de ver tantos debates y charlas con profesionales de muchísimos ámbitos diferentes y su opinión sobre la Inteligencia Artificial, especialmente la que ha sido elaborada por la empresa OpenAI.

Mis predicciones futuras como nutricionista y sanitario

Sin duda, creo que estamos en una revolución. Creo que lo que hemos vivido en la era tecnológica hasta ahora es una cosa y ahora empieza otra historia totalmente diferente. Son conclusiones que he podido sacar después de ver muchísimo contenido de profesionales que son de verdad expertos en esta materia, como son Carlos Santana o Andrés Torrubia.

Tengo casi 30 años y nunca había visto a tantos profesionales inquietos por perder su trabajo. Honestamente, creo que hay un poco de miedo. Mi percepción es que no creo que vayamos a perder nuestro trabajo, sino que, como ha ocurrido en muchas épocas de la vida, tendremos que adaptarnos a las herramientas que vendrán en estos años.

Cuando hablo de esa percepción de los profesionales con un poco de miedo o impresionados frente a esta potente herramienta, no me refiero solamente en mi sector de la nutrición, sino en otras profesiones como los SEO, los copywriter, programadores informáticos, diseñadores de páginas web, redactores, periodistas o incluso en la alta cocina.

Es obvio que todo el que haya probado alguna herramienta de inteligencia artificial como ChatGPT sabe que tiene fallos, pero también da resultados impresionantes, no solo en cuanto a conocimiento, sino también en cuanto a organización y esquemas mentales para afrontar un día normal de trabajo.

Debemos de tener en cuenta que la venida de las inteligencias artificiales ya es una realidad. Todas las IA son herramientas que funcionan de manera muy impactante, como ChatGPT, DALL-E 2, Stable Difussion, LogMeal Food AI o Adobe Podcast. Por lo tanto, creo que es importante estar al tanto de esta tendencia y estar preparados para adaptarnos a las nuevas herramientas que irán apareciendo.

Personalmente, no tengo ningún miedo a perder mi trabajo como nutricionista ni creo que cualquier profesión sanitaria deba tenerlo. Creo que el factor humano en los servicios profesionales es algo irremplazable aún en la mayoría de las personas. Sin embargo, debemos ser conscientes de que las IA son ya una realidad y, como nutricionistas y dietistas, podemos utilizarlas como herramientas para generar diferentes ideas en nuestros trabajos, siempre que la información sea verídica. Mi recomendación es que, al principio de estos años de aparición de muchos softwares, se contrasten absolutamente todas las informaciones, igual que si buscas en Google.

Si has pasado consulta nutricional, sabrás perfectamente que muchos clientes vienen a ti debido a factores sociales mucho más allá de tu perfil profesional. Un paciente también puede elegirte por tu simpatía o tu experiencia, no únicamente por tus conocimientos en nutrición. El factor humano es clave, no solo en la consulta presencial, sino también en la online. Obviamente, ninguna Inteligencia artificial podrá compararse con la experiencia que tiene un profesional.

Conclusiones como nutricionista

Creo que en el futuro, la información teórica casi veraz e instantánea estará al alcance de casi todo el mundo. Sin embargo, la clave de nuestro éxito como profesionales estará en la experiencia profesional de calidad. Nuestros años de experiencia serán lo que más se valorará en los servicios profesionales. Creo que va a llegar un punto en que el cliente te pedirá tu opinión sobre la información que le proporcione la inteligencia artificial.

Creo que es inútil cerrarse a esta tecnología y debemos estar abiertos a utilizar las herramientas como un complemento a nuestra experiencia y conocimiento profesional. La IA puede ser una herramienta valiosa para la nutrición y las profesiones sanitarias, ya que puede ayudarnos a analizar grandes cantidades de datos y proporcionarnos información precisa y actualizada.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la IA no puede todavía reemplazar completamente la experiencia y el conocimiento humano. Por ejemplo, una IA no puede evaluar el estado emocional de un paciente o comprender las complejas dinámicas sociales y culturales que pueden afectar su salud.

Muchas personas temen que la IA pueda reemplazar a los dietistas y nutricionistas, pero en mi opinión, el factor humano sigue siendo fundamental.

Para concluir, creo que estamos en un momento crucial de la historia en el que la tecnología está cambiando radicalmente la forma en la que vivimos y trabajamos. Aunque es importante estar preparados para adaptarnos a estos cambios y aprovechar al máximo las oportunidades que ofrecen, también es importante tener en cuenta los desafíos y preocupaciones que surgen con el uso de estas tecnologías. Mi opinión es que todo va a cambiar. Todo.

Veremos cómo envejece esto en unos añitos…

Contacto: alimentologia@gmail.com

0
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad