Si no te gusta el café por su excesivo amargor, échale una pizca de cloruro sódico. No tendrá sabor salado, tranquilidad. Igualmente con la tónica o Bitter Kas.

Aunque aún no se conoce perfectamente el mecanismo, se sabe que el responsable es el ión sodio.

Referencias:
Keast RSJ et al. Suppression of bitterness using sodium salts. Chimia. 2001;55:441-447.
Breslin PAS, Beauchamp GK. Salt enhances flavour by suppresing bitterness. Nature. 1997;387:563.

Share This
0