Los Ecdisteroides son las hormonas endógenas de los insectos. Además, son conocidas por encontrarse en la quinoa y las espinacas. Específicamente en la quinoa, se han encontrado trece diferentes, en su mayoría la famosa 20-hidroxiecdisona.

En la cuenta de Instagram de Alimentología Cruda ya lo explicamos:

Existe escasa literatura sobre suplementación de ecdisteroides en humanos. La mayoría de estudios están realizados en ratas, codornices o ratones. Desde que se supo en los años ’60 del efecto anabólico en humanos, se investiga su receptor de unión, el cual difiere respecto al de los esteroides y haciéndolo por activación del receptor beta de estrógenos.

En este estudio, se suplementó a 40 hombres jóvenes y sanos con experiencia de un año en la fuerza con el suplemento comercial Peak Ecdysone. Su etiquetado decía tener 100 mg de ecdisterona. Se dividió a los sujetos en 4 grupos, que realizaron un programa de entrenamiento de fuerza de 10 semanas:

  • Grupo 1: 2 cápsulas = 200 mg
  • Grupo 2: 8 cápsulas = 800 mg
  • Grupo 3: placebo
  • Grupo 4: control = 200 mg sin entrenamiento.

Los resultados fueron los siguientes:

  • peso en Grupo 1 y Grupo 2.
  • masa muscular el Grupo 2 y significativamente respecto al Grupo 3. El Grupo 1 también, pero no de manera significativa.
  • RM en Press Banca los grupos 1 y 2 de manera significativa (>8kg).
  • concentración sérica de ecdisteroides a más dosis.
  • Sin alteraciones en transaminasas y creatinina.

Lo sorprendente es que analizando los suples, se vio que cada cápsula que decía tener 100 mg de ecdisteroides, ¡tenía solo 6 mg!

Es decir, las cantidades consumidas por los sujetos fueron ridículas respecto a lo esperado: (200mg VS 12mg; 800mg VS 48mg)

Conclusión: Un estudio interesante, sin más. Queda mucho por investigar. No declaran conflictos de interés los autores, solo financia WADA/AMA.

Share This
0